Tipos de EXs

De los 15 a los 35 no he estado ni un mes sin pareja, así que podéis imaginar la cantidad de EX, EX, EX… que tengo. Así que he decidido hacerles un homenaje a todos ellos, que por algo son mis “exs”,¿ no?
Tipos de exs:
– El “Perro del Hortelano”: ni come ni deja comer. Te dejó hace ya tiempo pero parece que te huele cuando te empieza a molar otro hombre, porque aparece de la nada justo en el momento en que te empiezas a ilusionar con alguien… Aparece y desaparece como el Guadiana. Solo quiere saber qué tal. Mete el dedito en la llaga cada vez que intentas rehacer tu vida. Ya. Sí. Chato, ve a mear y a marcar el territorio a tu prima.
“Amigos para Siempre”: always be my friend. Sí. Venga. No quiere tener una relación profunda, se ha dado cuenta de repente que no quiere comprometerse con nadie pero tampoco puede vivir sin ti. Y ¿qué solución se le ocurre al muchacho? Pues ser amigos para siempre. Vete a darle migajitas de amor a tu perro, amigo.
“Amantes”: segundas partes nunca fueron buenas, por mucho que te empeñes. Y terceras partes…mucho peores. Si no funcionó cuando era el momento, deja pasar el tren y no intentes volver a subirte al mismo vagón porque los trenes siempre acaban en el mismo sitio: aparcados en la estación.


“Celoso compulsivo”: cuando salíais juntos, apenas te prestaba atención. Ni un detalle ni una caricia, ni te decía nada bonito. Le dejaste por insulso y ahora, de repente, se vuelve el hombre más romántico del mundo. Por generación espontánea, le nace un interés desmesurado por saber dónde y con quien estás cada fin de semana. Está loco. Lo mejor es bloquearle y borrarle de tu vida. Los caprichosos nunca me han gustado.
– El “Renacido”: cuando estaba contigo, no se arreglaba nunca, no iba al gimnasio, y le crecía una incipiente tripita. Vamos, que casi le tenías que pedir por favor, que se quitara el chándal y se diera una ducha. Ahora que le has dejado, por cerdo, se ha convertido en un icono de la moda: va al estilista, no se pierde una clase de crossfit y ha pasado de comerse 2 tabletas de chocolate al día a lucir unas abdominales donde podrías partir turrón del duro.
– El “Cachorrito Desvalido”: nunca supo ni hacerse la cama, ni siquiera sabía encender el microondas. Harta de ser su madre, le dejaste, pero él sigue consultándote si pedir un aumento de sueldo en el trabajo o si tiene que cambiarse de móvil. Tienes un hijo para toda la vida, amiga. ¡Con la grima que me dan a mí los incestos!
– El “Prometeo”: Lo dejasteis por mutuo acuerdo, jurándoos amistad forever. Hicistéis un pacto de sangre en el que te prometió que siempre estaría ahí para cuando le necesitases. Te pareció ver una lagrimilla en su mejilla cuando os distéis el último abrazo. No has vuelto a saber nada de él. Se le ha tragado la Tierra. Sabes que está vivo porque te encontraste con un amigo suyo que te dijo que le había visto meditando en Tombuctú.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.